Billetes Mundiales De Polímero

El polímero (plástico) es un insumo utilizado en la industria de la fabricación de billetes a nivel mundial y posee algunas ventajas en durabilidad y seguridad respecto a los materiales tradicionalmente utilizados. Desde 1988, cerca de cincuenta países lo han empleado especialmente para imprimir billetes conmemorativos. Hoy en día, más de veinte países lo utilizan en sus billetes en circulación, con lo que han logrado aumentar la vida útil y disminuir la falsificación de estos . Sin embargo, en algunos casos, los resultados no han sido los esperados.

El billete de polímero fue desarrollado por el Banco central de Reserva de Australia (RBA), Organización para la Investigación Científica e Industrial (CSIRO) y la Universidad de Melbourne y fue emitido por primera vez en Australia en 1998. Estos billetes están fabricados con un polímero polipropileno biaxialmente orientado (BOPP), que aporta un gran avance en términos de conservación y durabilidad del billete. Los billetes de polímero también incorporan muchas medidas de seguridad que no están disponibles en los tradicionales billetes de papel de algodón, haciendo que su falsificación sea mucho más complicada.

Existen tres tipos de billetes plásticos fabricados en polímero, en la actualidad se utilizan los denominados como Guardian y los Híbridos, el primer tipo consiste en un billete de polímero al completo, con ventanas transparentes y otras medidas de seguridad típicas de este tipo de billetes; el segundo tipo responde a un billete tradicional de papel que ha sido perforado con un hueco en forma de ventana al que se le aplica una tira de material polimérico, es decir, logra combinar las medidas de seguridad típicas de un billete de papel de algodón con los actuales de polímero. En los años 80 se emitieron algunos billetes de polímero denominado de un tipo denominado Tyvek, pero este tipo de billetes no logró implantarse con satisfacción, y los tres únicos países que adoptaron esta tecnología para su cono monetario, Costa Rica, Haití e Isla de Man, desmonetizaron dichos billetes al poco tiempo de su emisión.

Características del polímero

El polímero, conocido también como papel plástico, es un material hecho de polipropileno que ha permitido un avance en la industria de fabricación de billetes en términos de conservación y durabilidad y ha generado una mayor competencia entre las empresas que utilizan otros materiales como el papel algodón. Actualmente, existen diversos sustratos de alta durabilidad como son el denominado Guardian que es el más utilizado y es fabricado por la empresa australiana Securency International PTY Ltd.; el sustrato denominado Flexycoin de reciente creación por parte de la empresa inglesa De la Rue International Ltd.; y el sustrato llamado Hybrid, fabricado por la papelera alemana Louisenthal, que contiene algodón y polímero, entre otros.

Las principales ventajas del polímero en la impresión de billetes se encuentran en su durabilidad (mayor resistencia al desgaste y a la suciedad), innovación en las medidas de seguridad (permite el desarrollo de nuevas tecnologías de impresión); así como la potencial capacidad de reciclaje al final de su vida útil (aunque sobre esto todavía existe una gran discusión). Dentro de las principales desventajas encontramos su mayor costo (por su composición, proceso productivo, etc.) que se estima en el doble respecto al papel algodón, así como los problemas de manipulación y procesamiento, que podrían elevar inicialmente los costos del sistema financiero en cuanto al proceso de adaptación de cajeros automáticos, máquinas procesadoras, transporte y almacenaje.

Otro factor a tomar en cuenta a la hora de decidir por el uso de este material es que el mercado de sustratos de alta durabilidad que hoy en día existe es bastante pequeño. Hay pocas empresas en el mundo que tienen esta tecnología y sólo una, la australiana Securency International PTY Ltd., otorga certificaciones de producción de polímeros.

Por otro lado, también hay que considerar que el precio del polímero tiene una elevada volatilidad pues está altamente correlacionado con la cotización internacional del petróleo, al ser el polipropileno su principal insumo . En plena crisis global, el precio del petróleo se duplicó entre mayo 2007 y mayo 2008 superando los US$/bl. 140 para luego caer a US$/bl. 40 en febrero 2009. Durante el año 2008, la volatilidad del precio internacional del crudo fue cercana al 30 por ciento. Durante 2012, el coeficiente de correlación entre el precio del polimero y el del petróleo se mantuvo en 0,90.

Básicamente existen tres tipos de billetes plásticos fabricados en polímero:

  • Billetes de polímero tipo Guardian: consiste en un billete de polímero por completo, con ventanas transparentes y otras medidas de seguridad típicas de este tipo de billetes.
  • Billetes de polímero híbridos: consisten en un billete tradicional de papel en el que se ha perforado un hueco en forma de ventana, en el que se inserta una tira de material polimérico. Como se puede ver, el billete híbrido combina las medidas de seguridad típicas de un billete de papel de algodón con los actuales de polímero.
  • Billetes de polímero tipo Tyvek: fabricados con un polímero de polietileno, se emitieron en los años 80 pero no logró implantarse con satisfacción, siendo desmonetizados al poco tiempo de su emisión.