Un grupo de expertos publica un estudio sobre las dos piezas halladas por un vecino cerca el enclave romano hace una década

Un equipo de expertos acaba de publicar en la revista numismática ‘Hécate‘ un estudio de dos monedas de la época de Adriano halladas hace una década de manera casual por un vecino cerca del enclave romano de Lucus Asturum. Las piezas fueron facilitadas para su análisis al grupo de investigadores hace un año y el estudio ya ha dado sus resultados.

De acuerdo con sus conclusiones, los dos sestercios de Adriano reafirmarían la plena actividad en Lucus Asturum desde el siglo II después de Cristo. El equipo que ha realizado esta investigación está compuesto por el arqueólogo Alfonso Fanjul, la profesora de la Universidad de Oviedo Patricia Argüelles Álvarez y el numismático Enrique Burguet Fuentes. También contaron en los trabajos de estudio y catalogación de las piezas con la colaboración de la arqueóloga Isabel García Sarmiento. Fanjul explicó que el dato más interesante del pesaje, medición y análisis de las monedas es que «aporta una cronología para un yacimiento» en el que el relato temporal aún está pendiente. «Hay estudios que hablan de Lucus Asturum como una ciudad, otros como una estación viaria o una simple villa, pero aún no se sabe su extensión y función», relató.

Ambas piezas fueron encontradas de forma casual por un caminante, en una finca agrícola al sur de la As-241 que une Posada y Lugo de Llanera. Según su relato, las monedas sobresalían en el corte del camino entre una capa vegetal y otra arcillosa. A pocos metros de las monedas también encontró un anillo que pudiera ser medieval o de épocas más modernas. La labor de datación de las monedas fue especialmente ardua por el «lamentable» estado de conservación de las mismas, causado por la acidez del terreno y el más que probable uso de abonos químicos en labores agroganaderas. La inscripción S C (Senatus Consulto) es habitual en todas las monedas de cobre, bronce u oricalco acuñadas en Roma.

Alfonso Fanjul destacó que su estudio se ha desarrollado «con todo el respeto para el equipo que dirige Esperanza Martín», que ha desarrollado las últimas excavaciones en la zona. Consideró que su análisis numismático prueba que en el siglo segundo después de Cristo Lucus Asturum ya era un asentamiento «plenamente activo».

Patricia Argüelles puso de manifiesto, precisamente, que «el estudio de estos dos sestercios de la época de Adriano puede complementar la investigación» del equipo que ha realizado el último trabajo sobre el terreno en el yacimiento. «El equipo de Esperanza Martín aportará más datos, pero el hecho de que aparezcan elementos romanos confirman esa presencia», subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Un raro centavo estadounidense de 1943 se vende por más de 200.000 dólares

Don Lutes Jr. conservó el centavo de cobre de 1943 con el que se topó en la cafetería de s…